lunes, 22 de mayo de 2017

Personalidades del siglo XX: Martin Luther King Jr...




El día que Martin Luther King Jr. escuchó la voz de Dios...


En 1955, el Reverendo Martin Luther King Jr. comenzaba a dirigir el Boicot de Autobuses en Montgomery, Alabama, (lugar en donde los afroamericanos eran mal tratados y segregados por las leyes racistas de esa ciudad). Por más de un año, la gente negra unió sus fuerzas y se negó a subir a autobuses segregados, hasta que las leyes racistas fueran eliminadas, y el trato legal se hiciera equitativo para todos. En medio de todo esto, King escuchó una voz que lo atormentó amenazándolo de muerte. Ante la impotencia, King se arrodilló y oró a Dios, lo cual le llevó a tener una experiencia religiosa en la cocina de su casa, y, en el audio de este sermón, afirma haber escuchado la voz de Dios, la voz de Jesucristo, fortaleciéndolo y haciéndole un llamado de por vida.


Hacia 1960, King explicaba: "el sufrimiento, la frustración y los momentos de agonía que ocasionalmente he tenido que sufrir como resultado de mi participación en una lucha difícil, me han acercado más a Dios."

En 1964, King electrificó las conciencias de la gente, con su discurso "(Yo) tengo un sueño" y ese mismo año, fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz, por su lucha siempre pacífica en defensa del igualitarismo humano y los derechos de los afroamericanos.



I HAVE A DREAM - YO TENGO UN SUEÑO


Yo tengo un sueño (I Have a Dream) es el nombre del popular discurso más famoso de Martin Luther King Jr., cuando habló poderosa y elocuentemente de su deseo de un futuro en el cual la gente de tez negra y blanca pudiesen coexistir armoniosamente y como iguales. Este discurso, pronunciado el 28 de agosto de 1963 desde las escalinatas del Monumento a Lincoln durante la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad, fue un momento definitorio en el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos. Está considerado frecuentemente como uno de los mejores discursos de la historia.