domingo, 21 de mayo de 2017

EL NEOCOLONIALISMO, UNA HERENCIA COLONIAL...

Resultado de imagen de neocolonialismo

La independencia política no fue acompañada de una independencia económica, ya que en la mayoría de los casos se mantuvieron muchos de los intereses económicos de las antiguas metrópolis. Esta situación se conoce como el Neocolonialismo, que comporta una situación de dependencia económica y cultural.

La estructura económica de los nuevos países era débil e insuficiente. Debía exportar sus materias primas e importar los productos industriales. Esa dependencia comercial se conoce como el intercambio desigual, puesto que sus productos tienen menos valor en el mercado internacional. Además, el control de los precios de las materias primas es fijado por las grandes Bolsas del comercio internacional, en función, de la demanda de los países ricos.

Asimismo, estos países tienen una fuerte dependencia financiera del exterior, ya que necesitan los préstamos y las inversiones de los países más ricos, y también tecnológica, ya que deben comprar la tecnología al exterior. Esta situación ha conducido a la pobreza y al subdesarrollo en la mayor parte de los países descolonizados.

DISPUTAS ÉTNICAS Y TERRITORIALES:

La descolonización dio origen a innumerables disputas étnicas y territoriales entre los nuevos Estados. El trazado de las fronteras de los países que se independizaban respondía a intereses coloniales y, con frecuencia, estos países agrupaban a tribus y etnias diversas. Los enfrentamientos entre ellas y la lucha por imponerse sobre las demás no se hicieron esperar.

Con la excusa del peligro de la guerrilla, o del Estado de guerra permanente, gran número de países se convirtieron en dictaduras, muchas de ellas controladas por el ejército. La violencia, la represión y la corrupción se impusieron como normas de convivencia en unos regímenes políticos donde no se respetan los derechos humanos.

 ¿Qué es el neocolonialismo?


 

Neocolonialismo