sábado, 11 de febrero de 2017

Tras el crak de 1929... Roosevelt y el New Deal...


El New deal se trata de un conjunto de medidas económicas que fueron  puestas en marcha por  el Presidente de los Estados Unidos que se encontraba en el cargo en ese momento. Fue  Franklin D. Roosevelt entre los años  1933 y 1937 el que aplicó esta medida de solución, con la intención de acabar con  la grave crisis económica que surgió a finales de los años 30.
Esta nueva solución, traspuesta en una política económica, tenía como principales bases: un fuerte intervencionismo estatal y  una firme creencia en las teorías del subconsumo.
Franklin Delano Roosevelt ganó las elecciones con  un porcentaje del 56% de los votos, es decir con mayoría absoluta, y subió a la presidencia de los Estados Unidos  el 4 de marzo de 1933. Roosevelt durante su campaña como candidato  había prometido a los electores y a la población  una reducción del 25 % en el gasto federal, un presupuesto más  equilibrado y un dólar respaldado por el oro para evitar cualquier tipo de  manipulaciones de la moneda fiduciaria y en el sistema monetario internacional, así como acabar con la intervención del gobierno en áreas del sector privado. Esto es, lo que había prometido Roosevelt era desarrollar políticas de oferta.
El principal argumento de Roosevelt es que, si el estado no regula los mercados de algún modo, se generan excesos de oferta, que derivan en episodios deflacionarios (bajada general del nivel de precios, ergo empobrecimiento del consumidor) y en un elevado nivel de paro, como sucedió durante la Gran Depresión. Frente a estos postulados Keynes anteponía la regulación estatal, el pacto social entre los agentes económicos (sindicatos, estado y empresas) y un sentido más colectivo de la vida económica, que de hecho son las bases del estado del bienestar.
Había dos objetivos principales para esta nueva planificación, que desde mi punto de vista son bastantes razonables dada la situación en la que se encontraba la economía,  que eran los siguientes:
1). Una reactivación de la economía por vía del consumo y la inversión. Dado que no había suficiente dinero  para los  consumidores y reactivar el mercado, lo que se intentó fue incrementar el esfuerzo fiscal del Estado. Se aumentó el gasto público con el fin  de que aumentara la producción.
2). Se produjo el establecimiento de una serie de  controles bancarios más estrictos con el fin principal de  evitar que se pudiera provocar otro situación similar de crisis  en el futuro.
Este fue el plan New Deal y el espíritu que le imbuía. Sin embargo, hubo que esperar muchos años para atisbar una recuperación económica americana (hasta finales de la segunda guerra mundial).