sábado, 5 de noviembre de 2016

Nacionalismo centrífugo y Nacionalismo centrípeto...



Como sabemos...“A lo largo del siglo XIX, se consolidaron dos modelos: Nacionalismo segregador y Nacionalismo integrador”.No obstante, también pudiéramos haber podido leer… “Así, a lo largo del siglo XIX, se consolidaron dos modelos: Nacionalismo centrífugo y Nacionalismo centrípeto”.


En ambos casos… estaríamos hablando de lo mismo: Pero, veamos…

Nacionalismo centrífugo:

Es el que pretende la secesión de una parte del territorio de un Estado habitado por una población con características cuyas diferencias con la considerada mayoritaria puedan definirla como minoría nacional. En ocasiones el mismo Estado del que pretenden separarse se define a sí mismo como estado plurinacional, como fue el Imperio Austrohúngaro.


El nacionalismo centrípeto:

Es el que pretende la unificación nacional de las poblaciones con características comunes que habitan en distintos estados, donde pueden ser minorías nacionales y por tanto en esos estados constituyen nacionalismos centrífugos (es el caso del nacionalismo kurdo), o bien ser estados nacionalmente homogéneos pero separados (es el caso de las unificaciones de Italia y Alemania en el siglo XIX, aunque en ambos casos el solapamiento con el Imperio Austrohúngaro complica la definición).

Vídeos: 1º, Gericault (Francia) - 2º, Caspar David Friedrich (Alemania)