jueves, 26 de agosto de 2010

Teresa de Calcuta: 100 años de una santidad polémica...




Aclamada por unos, criticada por otros. En este contexto se celebra el centenario del nacimiento de la llamada "Santa de los pobres". Se trata de una figura que no causa indiferencia. Un día como hoy pero hace ya 100 años nacía Agnes Gonxha Bojaxhiu mundialmente conocida como la Madre Teresa.

rfi (26/08/2010).

Desde Calcuta hasta Nueva York, todo está listo. Misas, exposiciones, ciclos de cine y festivales se han organizado en distintas capitales para celebrar la conmemoración del centenario del nacimiento de la Madre Teresa de Calcuta.

Originaria de Skopje, una ciudad que ahora forma parte de Macedonia, llegó como novicia a India en 1929. “De sangre, soy albanesa. De nacionalidad, india. De fe, soy una monja católica”. Así se reconocía ella misma. Se trata sobre todo de un ser humano que encarnó los símbolos de la bondad y de la caridad en la época de una India desconocida para el mundo y repleta de habitantes que vivían peor que en la miseria.

Durante cincuenta años y gracias a su congregación “Las Misioneras de la Caridad”, la Madre Teresa llevó a cabo una labor asistencial en Calcuta, donde dedicó su vida a los pobres, los enfermos y los moribundos. Era una especie de intermediaria entre la pobreza y la muerte.

Marcada por su época y por su tradición religiosa, la Madre Teresa fue un personaje que sostenía sus posturas. Rechazaba que las mujeres víctimas de violación abortaran sistemáticamente. En su lugar, apoyaba que los hijos de estas mujeres fueran enviados a las familias católicas en el extranjero para ocuparse de esos niños.

“Siempre tuvo actitudes católicas clásicas de rechazo al aborto. Se le puede reprochar no haber ido más lejos para apoyar a una sociedad india que sufría de un grave problema demográfico y que no tenía un control de los nacimientos. Para ella era inconcebible el aborto. Pero sobre todo, para un católico como ella, las políticas de contracepción eran incluso más molestas. Ella decía que prefería equivocarse y dedicarse mejor a la caridad”, señaló a Radio Francia Internacional Philippe Clanché, periodista francés especializado en temas de religión.(...)

Al llegar su muerte, Teresa de Calcuta no sólo conoció la miseria humana sino la espiritual, así lo confirma Philippe Clanché: “Su vida no era tranquila. Por el contrario, el contacto con la miseria le hizo ver que más allá de servir a Dios, ella quiso servir a la humanidad. No obstante, tenía una imagen de la mujer que ahora podría resultar chocante. Se trata de la imagen de la mujer en el hogar y que se ocupa de los niños en la casa”.

A sus 87 años de edad, la “Santa de Calcuta” fallecía. Seis años más tarde ya era beata. “Si alguna vez llego a ser santa, seguramente seré una santa de la oscuridad”, declaraba en vida la Madre Teresa.

Vídeo: MADRE TERESA DE CALCUTA EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO. Un ramillete de reflexiones de la Madre Teresa como Homenaje al centenario de su nacimiento 26 agosto 1910-2010.