miércoles, 31 de marzo de 2010

Otra lectura para estos días de vacaciones...




Hoy nos acercaremos al primer caso del Inspector Leo Caldas, mañana veremos el segundo, "La playa de los ahogados"
Lecturalia (Alfredo Álamo).

"Ojos de agua" [Siruela] es la primera novela del gallego Domingo Villar y que ha funcionado bastante bien en mercado de la novela negra. De hecho, ya está a la venta su segunda novela, La playa de los ahogados, protagonizada por el mismo inspector, que va camino de convertirse en su personaje fetiche, Leo Caldas.

Compré "Ojos de Agua" en la Semana Negra de Gijón hipnotizado por los ojos de serpiente del dueño de Negraycriminal. Allí, junto a la playa, empecé a leer con ganas el libro de Villar, y la verdad, el resultado no estuvo del todo mal.

Leo Caldas es un inspector gallego. Galleguísimo, podríamos decir. Y el contraste con su ayudante, Estévez, aragonés, podriamos decir: aragonesísimo, da mucho juego dentro de la novela. Caldas pertenece a la tradición Carvalhista de la novela negra, es un personaje que disfruta y se deleita con la comida y la pausa, también al mejor estilo Camilleri, que, por supuesto, también homenajea al maestro Montalbán.

"Ojos de Agua" no deja de ser una primera novela, una presentación de personajes con un gran trasfondo, un Vigo que se adapta perfectamente a la novela negra y muestra unos escenarios, como el primero de ellos, esa torre de apartamentos heredada de los años 70 en medio de una isla, que son capaces de absorber gran parte de la historia. Es posiblemente ese aspecto visual el que ha interesado para iniciar el proceso de adaptación al cine de la novela, un proyecto que parecía seguro hace un año, pero del que, por ahora, no parece que haya avanzado demasiado.

El único pero puede ser la trama, que empieza muy bien, con uno de los asesinatos más dolorosos que he tenido la desgracia de leer -si lo habéis leído sabéis a lo que me refiero-, para luego trampear un poco, lo justo, y jugar con los conflictos personales, derivando poco a poco hacia la novela enigma.

Por otra parte, me gana enseguida con las continuas referencias a la música de jazz, el asesinado es músico, y a la comida de la zona. Son esos pequeños detalles los que hacen que te sientas cómodo delante de un libro divertido y que funciona bastante bien. Por ahora, "Ojos de agua" ya ha sido traducida al italiano y al alemán.

Ahora sólo tengo que esperar un par de meses. Seguro que en la Semana Negra de este año acabo de nuevo bajo el influjo de algún librero y compro "La playa de los ahogados". Como si lo viera.

Vídeo: Semana Negra 2009 - Visita Gijón. Vídeo sobre la Semana Negra 2009 celebrada en Gijón.