lunes, 28 de septiembre de 2009

NO te detengas ...


Supera el miedo a fallar y a cometer errores.

No te obsesiones con hacerlo todo perfecto a la primera: es imposible.

Simplemente decide y sigue adelante.

Elimina la presión.

Considera que tus decisiones son temporales, y que más adelante volverás de nuevo sobre ellas.

Progresa mediante iteraciones.