domingo, 24 de mayo de 2009

El "Crack" de 1929 - La lucha contra la crisis: el “New Deal”


El 24 de octubre de 1929, el llamado “jueves negro”, la economía capitalista liberal del mundo desarrollado vivió el comienzo de su primera gran quiebra estructural, el llamado crack del 29, ese pistoletazo de salida de una época no muy lejana conocida como la Gran Depresión.

La expansión económica de los años 1920, tras la I Guerra Mundial, fue desigual y desequilibrada. Pese a conseguir una cierta recuperación económica, Europa se vio claramente aventajada por EEUU y cada vez en mayor dependencia financiera de ésta, pues fueron sus capitales y sus inversiones las que en gran medida cimentaron el crecimiento de las economías europeas, cuyo endeudamiento fue en aumento.

A los desiguales crecimientos nacionales se agregaron otras sombras, como la crisis permanente de la agricultura, el declive relativo frente a los nuevos sectores de las ramas tradicionales de la industria, el menor aumento de los salarios respecto de la producción y los beneficios, la falta de dinamismo del comercio internacional, el descenso de las inversiones productivas y la orientación de los beneficios hacia la especulación bursátil o el círculo de los créditos.

En los EEUU de los años veinte hubo un gran movimiento de capitales flotantes en busca de beneficios especulativos a corto plazo, al tiempo que el flujo de capitales norteamericanos era la pieza clave de la economía mundial.

Por todo esto la prosperidad de los años veinte fue bastante ficticia, engendrando en su propio seno el germen de una gran crisis.





La lucha contra la crisis: el “New Deal”...
En 1932 ganó las elecciones Roosevelt, que proponía un programa para favorecer la recuperación económica del país.

Fue el llamado “New Deal”, que defendía la intervención del Estado para reactivar la economía.

Las medidas económicas que se propusieron fueron ayudas a las empresas, destrucción de los stocks agrícolas acumulados, etc. El Estado estableció un control sobre los bancos.

Entre las reformas sociales se impulsó un gran plan de obras públicas, una política de apoyo a los precios agrícolas, etc.

Se produjo un relanzamiento de la economía estadounidense pero la crisis no se superó hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial.