sábado, 21 de marzo de 2009

Francisco de Goya y Lucientes... ( II ).



Goya acudió en Zaragoza al colegio de las Escuelas Pías. Allí aprendió a leer, a escribir y rudimentos de aritmética. Fue alumno del Padre Joaquín de Jesús María (Joaquín Ibáñez), al que recordará en una de las cartas dirigidas a su amigo y condiscípulo Martín Zapater.

Quizá iniciara después los estudios de Gramática o Latinidad con los jesuítas; pero, si lo hizo, debió abandonarlos pronto para entrar en 1759, con 13 años, en el taller del que sería su maestro, el acreditado pintor rococó zaragozano José Luzán Martínez.

También asistió a las clases que dicho pintor impartía en la Academia de Dibujo que en Zaragoza había establecido en 1754 el organismo llamado Primera Junta Preparatoria. Aprendiendo con él permaneció durante cuatro años.

En 1763 pasó a Madrid para continuar su formación con el notable pintor zaragozano Francisco Bayeu, que estaba situándose en la Corte y en la Academia y que, años después, sería su cuñado.