domingo, 15 de marzo de 2009

España a lo largo del siglo XIX... ( IV )



Muerto Fernando VII…

Isabel de Borbón (Madrid, 1830 - París, 1904) , su hija, educada desde su infancia para ser reina, fue objeto de codicia desde los cinco años de edad en que se intentó un futuro matrimonio con unos de los hijos de su tía. Subió al trono a los tres años de edad, a la muerte de su padre Fernando VII siendo Regente hasta su mayoría de edad su madre, María Cristina de Borbón.

La Regencia de su madre duró hasta 1840, fecha de finalización de la Primera Guerra Carlista (1833-1840).

Entre 1840 y 1843 la Regencia fue ejercida por el General Espartero tras un golpe de Estado, en 1843 fue obligado a abandonar la Regencia.

Bajo su reinado se fomentó el ferrocarril, la Universidad y una mayor industrialización de la Nación, todo ello bajo el gobierno de Leopoldo O'Donnell.

El desprestigio personal de Isabel II fue creciendo a lo largo de su reinado, hasta que la Revolución de septiembre o de "la Gloriosa" (1868) la obligó a abandonar el país. La Corona le fue ofrecida al General Espartero quién la rechazó.

Y tras la revolución de 1868…

En España se proclama una monarquía constitucional. Hay una dificultad inherente al cambio de régimen y es encontrar un rey que acepte el cargo. España en esos tiempos es un país pobre y convulso. Finalmente el 16 de noviembre de 1870 con el apoyo del sector progresista de las Cortes y de los carlistas, Amadeo de Saboya es elegido rey como Amadeo I de España, sucediendo a Isabel II.

Mientras Amadeo viajaba a Madrid para tomar posesión de su cargo, el general Juan Prim, el hombre que lo trae a España, muere asesinado.

Su reinado duró muy poco, tres años. Abdicó por falta de apoyo popular el 11 de febrero de 1873, regresando a Italia donde asumió el título de conde de Aosta. A su marcha se proclamó la Primera República Española.

Y con ella…

Se inicia el periodo histórico transcurrido desde febrero de 1873 hasta enero de 1874, en el que por primera vez el Estado español se organizó mediante la forma de gobierno republicana y que formó parte de un proceso y una época más amplia conocidos como el Sexenio Democrático (1868-1874).

El régimen republicano supuso que todos los representantes del pueblo fueran elegidos de forma más democrática (sufragio universal masculino), en tanto que el presidente lo era por el Parlamento. La inestabilidad gubernamental fue su principal característica, puesto que en tan corto periodo de tiempo se sucedieron cuatro presidentes con seis gobiernos.

Sus presidentes fueron: Estanislao Figueras, Francisco Pi i Margall, Nicolás Salmerón y Emilio Castelar.
Y tras la República... Alfonso XII.
Nació en Madrid en el año 1857. Era hijo de Isabel II, a quien acompañó en el exilio cuando fue destronada por la Revolución de 1868. Estudió en París, Viena y, por último, siguiendo instrucciones de Antonio Cánovas del Castillo, en la Academia Militar de Sandhurst británica. Desde aquí dirigió, el 1 de octubre de 1874, un manifiesto con el que proponía la política de conciliación que fue clave durante la Restauración.
El pronunciamiento militar de Martínez Campos en Sagunto, realizado el 29 de diciembre de 1874, permitió la subida al poder del joven Alfonso. Comenzó su reinado en 1875, iniciándose un sistema civilista dirigido por Cánovas, verdadero artífice del nuevo régimen de la Restauración.
Puso fin a la tercera guerra carlista y en 1876 sancionó una nueva constitución que permitía el turno pacífico de los partidos liberal y conservador, para acabar con los problemas que había tenido el gobierno de su madre, Isabel II.
El fallecimiento de Alfonso XII fue en noviembre de 1885, a los 27 años. Estaba enfermo de tuberculosis desde hacía tiempo. Su muerte generó un periodo de regencia dirigido por la reina viuda que en mayo de 1886 tuvo al hijo póstumo, Alfonso XIII, quien le sucedió en el trono.