martes, 20 de enero de 2009


Cerca de 500.000 personas tomaron el metro para ir a la investidura de Obama.

ElEconomista.es (20/01/2009)

Cerca de 500.000 personas había tomado este martes el metro de Washington hasta las 10H00 (15H00 GMT) para asistir a la investidura del presidente electo, Barack Obama, ante el Congreso estadounidense, anunció la compañía de metro de la capital, que cuenta con 600.000 habitantes.

Según una portavoz del METRO, Angela Gates, 469.873 personas habían usado el metro a las 10H00 locales, dos horas antes del juramento de Obama, quien se convertirá en el primer presidente negro de Estados Unidos.

Las autoridades habían pedido a la población a usar el transporte público para este acontecimiento histórico, pero el metro fue tomado por asalto, sobre todo por cientos de miles de personas venidas de todos los rincones de Estados Unidos para la ocasión.

La multitud "sin precedentes" llevó a la empresa que administra el metro a cerrar varias estaciones alrededor del Mall, la enorme explanada frente al Congreso, donde la muchedumbre comenzó a reunirse antes del alba, precisó la portavoz.

Una mujer de 28 años resultó ligeramente herida al caer sobre los rieles del metro, aparentemente empujada por la gente cuando se acercaba un tren.

El gentío tenía dificultades para salir de algunas estaciones a causa del número de personas ya agolpadas en el exterior, ante las salidas del metro.

Según la Policía de Parques Nacionales, que vigila la explanada, ésta estaba saturada cerca del Capitolio, símbolo de la democracia estadounidense. El público era redirigido hacia el oeste de la inmensa explanda, a cerca de un kilómetro del lugar donde Barack Obama prestará juramento, con una mano sobre la Biblia de Abraham Lincoln.

Se impidió primero la circulación vehicular en los puentes que conducen a la capital de Virginia, hacia el sur, y más tarde también a los peatones.