domingo, 14 de diciembre de 2008

La ejecución de María Antonieta...



Después de la ejecución de Luis XVI, en enero de 1793, el 2 de agosto, María Antonieta fue trasladada a la Conciergerie, donde fue condenada a muerte, en un juicio de muy dudosa legalidad, siendo el fiscal, Fouquier-Tinville.

En ese proceso se obligó a su propio hijo a declarar contra ella, como la instigadora de varias perversiones sexuales, y acusada además, de alta traición, no suficientemente comprobada. Su defensa fue precariamente ejercida por dos abogados sin experiencia: Tronçon-Ducoudray y Chauveau-Lagarde.

La ejecución se concretó el 16 de octubre de 1793. Su cabeza como trofeo revolucionario fue mostrada al pueblo parisino. Sus restos fueron enterrados en el cementerio de la Madeleine, para ser trasladados el 21 de enero de 1815 a Saint-Denis. Su historia fue llevada al cine por Sofía Coppola en el año 2006.