sábado, 7 de octubre de 2017

Revolución Industrial, una nueva sociedad...




Con la Revolución Industrial la sociedad dejó de girar en torno a la agricultura y el ámbito rural para dar paso a una civilización urbana, en torno a las ciudades, con la fábrica como institución predominante.

La sociedad funciona desde entonces de acuerdo a los ritmos de la producción industrial y las jornadas laborales.

El trabajo se mide con base al reloj, las fiestas y celebraciones que tienden a dejar atrás sus significados agrícolas, para centrarse más en el consumo y dar satisfacción así a sistemas de producción cada vez más exigentes.

Con la Revolución Industrial, la sociedad cambia de manera muy dramática, generando una era de extraordinarios progresos y nuevos retos en todos los campos de la actividad humana.
  


  
Vídeo: LA CULTURA Y LA SOCIEDAD.




 Leamos un anexo sobre la burguesía que dice lo siguiente...


Burguesía: clase social surgida a partir de¡ siglo XII en los centros comerciales medievales europeos, llamados "burgos". Estuvo en sus inicios dedicada al comercio (burguesía comercial) y se constituyó, rápidamente, en un grupo poderoso que llegó a disputarles el poder a los señores feudales. Opusieron al sistema feudal cerrado el sistema capitalista, basado en la moneda y el trabajo asalariado. La riqueza ya no será sólo la inmueble (las tierras), ahora también habrá una riqueza mueble: el dinero y las mercancías, que eran las propiedades de la burguesía. En el siglo XVIII, durante la Revolución Industrial, la burguesía propietaria de industrias se llamó burguesía industrial.


Los patrones sacaban provecho de esta dramática situación extendiendo las jornadas laborales hasta 15 y 17 horas diarias en fábricas que no reunían las mínimas condiciones de seguridad e higiene y pagando, además, salarios miserables.


El creciente deterioro de esta situación en las décadas siguientes provocaría una lenta estrategia de agrupamiento de los trabajadores en distintas agrupaciones de diferente tenor ideológico, pero todas confluyendo en la intención de reclamar por sus derechos.


Por lo tanto... recapitulemos a la vez que ampliemos nuestra información sobre este grupo social, la burguesía.

El término burguesía fue empleado en la Edad Media para designar al grupo social compuesto esencialmente por comerciantes, artesanos libres y personas no sometidas a la jurisdicción señorial que vivía en las ciudades. En la actualidad es utilizado coloquialmente para designar a la clase social integrada por quienes disfrutan de una acomodada situación económica.

En el siglo XIX la industrialización y las revoluciones liberales le otorgaron el poder económico y político. Los revolucionarios socialistas y anarquistas consideraban a la burguesía la clase que, frente al proletariado (los obreros), ostentaba la propiedad de los medios de producción (capital dinerario, máquinas, materias primas, las fábricas, inmuebles urbanos, tierras, etc.).
Sin embargo, la burguesía decimonónica en cuanto que clase social, era muy heterogénea y en su seno podía distinguirse los siguientes grupos:
La Alta burguesía:
Situada en la cúspide de la sociedad capitalista. Controlaba las industrias, la banca, el comercio y los altos cargos de la administración del Estado. Se adueñó de muchas tierras procedentes de la Iglesia y la nobleza arruinada, transformándose en terrateniente. Familias de significada relevancia durante el siglo XIX fueron los Rothschild (banqueros y comerciantes), los Krupp (magnates de la siderurgia), los Thyssen o los Péreire.
Este grupo se aristocratizó en ciertos casos, bien uniéndose con la antigua nobleza, bien mediante la compra de nuevos títulos.

La burguesía media:
También conocida por "clases medias". Estaba integrada por profesionales de alta cualificación (abogados, ingenieros, intelectuales, profesores universitarios, miembros de profesiones liberales, etc.), comerciantes, agricultores acomodados, etc.
La pequeña burguesía:
Constituida por pequeños comerciantes, artesanos, funcionarios de nivel medio-bajo, empleados diversos. Imitaba las formas de vida de la burguesía alta y media. En realidad se encontraba a un paso de caer en la proletarización. Buena parte de los problemas que aquejaron a este colectivo coincidían con los de los trabajadores. Junto a ellos intervinieron en protestas, demandas y reivindicaciones comunes, como ocurrió durante la Revolución de 1848.


Completemos nuestra información visualizando los siguientes vídeos...

Vídeo: La casa burguesa. En el siglo XIX, al abrigo de la industrialización, la burguesía comercial y financiera se impone como clase dominante. Al mismo tiempo, las ciudades, cada vez más pobladas gracias a la inmigración y la mejora de las condiciones de vida, se ensanchan con el surgimiento de nuevos barrios y modernas edificaciones.





Vídeo: La ciudad Victoriana. El Londres victoriano era la ciudad más grande y espectacular del mundo en su época.

En plena Revolución Industrial, la ciudad y sus habitantes experimentaron tanto sus beneficios como sus desventajas. Londres era una ciudad inmensa, que había crecido de forma muy rápida desde el millón de personas que la poblaban en 1800 hasta los 4 millones y medio a finales de la centuria. La creación de la comunicación por ferrocarril en 1838 aceleró el proceso de desplazamiento de miles de personas hacia la capital.




Revoluciones liberales: 1848.


Revolución o revoluciones de 1848 (la Primavera de los Pueblos o el Año de las Revoluciones) es la denominación historiográfica de la oleada revolucionaria que acabó con la Europa de la Restauración (el predominio del absolutismo en el continente europeo desde el Congreso de Viena de 1814-1815).

Fue la tercera oleada del más amplio ciclo revolucionario de la primera mitad del siglo XIX, que se había iniciado con las denominadas «revolución de 1820» y «revolución de 1830». Además de su condición de revoluciones liberales, las revoluciones de 1848 se caracterizaron por la importancia de las manifestaciones de carácter nacionalista y por el inicio de las primeras muestras organizadas del movimiento obrero.

Iniciadas en Francia se difundieron en rápida expansión por prácticamente toda Europa central (Alemania, Austria, Hungría) y por Italia en el primer semestre del año 1848. Fue determinante para ello el nivel de desarrollo que habían adquirido las comunicaciones (telégrafo, ferrocarril) en el contexto de la Revolución Industrial.

Aunque su éxito inicial fue poco duradero, y todas ellas fueron reprimidas o reconducidas a situaciones políticas de tipo conservador (la espontaneidad de los movimientos y su mala organización lo facilitó), su trascendencia histórica fue decisiva. Quedó clara la imposibilidad de mantener sin cambios el Antiguo Régimen, como hasta entonces habían intentado las fuerzas contrarrevolucionarias de la Restauración.


 

viernes, 6 de octubre de 2017

Revoluciones liberales: 1830.

Revolución de 1830...

 

"La Libertad guiando al pueblo de Delacroix"

El 28 de julio de 1830 los revolucionarios liberales franceses derrocaban al rey Carlos X y provocaban la coronación de Luis Felipe de Orleans, el llamado Rey Burgués. Este episodio será el protagonista del cuadro más famoso de Delacroix, la Libertad guiando al pueblo, obra con cierta dosis de alegoría que recoge un hecho contemporáneo. 


La mujer que representa a la Libertad aparece con el torso desnudo, portando en su mano derecha la bandera tricolor y en la izquierda un fusil. Le acompañan miembros de las diferentes clases sociales -un burgués con sombrero de copa portando una escopeta, un obrero con una espada, un adolescente con dos pistolas- para manifestar que en el proceso revolucionario ha existido amplia participación. 

A los pies de la Libertad, un moribundo la mira fijamente para señalar que ha merecido la pena luchar. Los cadáveres que han caído en la lucha contra la tiranía, cadáveres iluminados para acentuar su importancia, son la base de la pirámide que organiza la composición. 

La vorágine de la batalla se manifiesta en la polvareda que difumina los contornos e impide contemplar con claridad el grupo de figuras que se sitúa tras la Libertad. El lienzo fue presentado al Salón de 1831 y adquirido por Luis Felipe para el Museo Real.



martes, 3 de octubre de 2017

Revoluciones liberales: 1820


Rafael del Riego Flórez (7 de abril de 1784, Madrid, 7 de noviembre de 1823) fue un militar y político liberal español
 Dio nombre al famoso himno decimonónico conocido como Himno de Riego, adoptado por los liberales durante la monarquía constitucional y, más tarde, por los republicanos españoles.

Pronunciamiento del teniente coronel Rafael del Riego

 

VÍDEO: "Himno de Riego" - Revolución Liberal 1820.

 

4 de julio... "Día de la Independencia Americana"...




El 4 de julio es una fecha de fiesta patriótica y eventos familiares en todo Estados Unidos de Norteamérica. Ese mismo día, pero en 1776, se adoptó la Declaración de la Independencia. El documento de independencia fue escrito principalmente por Thomas Jefferson entre junio y julio de 1776, durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, y fue ratificado por el Congreso Continental el 4 de julio de 1776 en Filadelfia, Pensilvania.
 

Constituye el triunfo de los colonos americanos. Uno de los rituales más tradiciones en esta festividad son los fuegos artificiales. Serán un espectáculo común en las ciudades más importantes. Los almacenes Macy’s de Nueva York ofrecen desde hace más de 30 años un show espectacular. Muchas familias norteamericanas aprovechan los días festivos para organizar comidas campestres y asados al aire libre, mientras que otros se escapan unos días de vacaciones.

Vídeo: "Independencia de EE.UU."

 
 

lunes, 2 de octubre de 2017

Y cae la Bastilla...





La Plaza de la Bastilla está asociada muy directamente con la historia de Francia, ya que, no en vano, es aquí donde tendría lugar el hecho más relevante de la historia moderna francesa, un hecho que condicionaría el devenir de un país, y es que, el 14 de julio de 1789, el pueblo parisino se alzó contra la tiranía y el despotismo de la monarquía francesa, tomando la fortaleza de la Bastilla, que sería destruida dos días más tarde. Esta toma de la fortaleza significó el triunfo del pueblo de París, y desde entonces, el 14 de julio es la fecha más importante en el calendario francés, el día de la fiesta nacional.

Pero, recordemos…

El 14 de julio de 1789, el pueblo de París, movilizado en apoyo a la Asamblea Nacional, tomó por asalto la Bastilla, y luego la destruyó.

Era una vieja fortaleza que Luis XIV había convertido en prisión, donde se detenía a los opositores del régimen monárquico.

Además se almacenaban allí, granos, sobre todo harina, circunstancia que la gente aprovechó para saquear, aprovisionada con armas de diversos regimientos y con la furia del hambre que los aquejaba, debido al fracaso de la cosecha del año anterior, los tributos que habían aumentado, el diezmo que debían abonar a la iglesia, y el pago que debían hacerle al Señor local por el uso del molino, la prensa de lagar, el matadero y el horno.

En ese momento, sólo había siete prisioneros, que fueron liberados, y mataron al gobernador, el Marqués Bernard de Launay, lo que no significó un gran logro político-social, pero fue suficiente, para que este acontecimiento, significara un símbolo de los revolucionarios contra el despótico poder real.

A partir de entonces, cundió la agitación social por toda Francia, atacándose propiedades privadas, a cobradores de impuestos y a latifundistas, no limitándose, por lo tanto, a la lucha contra la Corona.

En la actualidad nada queda de la fortaleza original (apenas en la línea 5 de metro se pueden ver algunos restos), y en su lugar se elige una gran columna, la Columna de Juillet (Columna de Julio) que fue inaugurada allá por 1840.

Vídeo: Toma de la Bastilla (14 de Julio de 1789)



domingo, 1 de octubre de 2017

Orígenes de la Revolución Francesa...



La Revolución francesa fue un proceso histórico que se desarrolló entre 1789-1799 que destruyó las bases económicas y sociales del Antiguo Régimen y eliminó la monarquía absoluta. El eco de la Revolución Francesa resonó con fuerza en Europa y en el resto del mundo.

Hacia la última mitad del siglo XVIII, Francia parecía haber vencido el triste ciclo de carencias, enfermedades y una alta mortalidad que en el siglo anterior había inhibido tanto el desarrollo demográfico como el económico. La débil tendencia inflacionaria que caracterizó a gran parte del siglo XVIII aumentó la riqueza de los grandes terratenientes y el excedente en la agricultura sirvió para estimular la expansión de la economía francesa en su totalidad.

A pesar de los signos de prosperidad, hubo mucho descontento y agitación en Francia en la década de los 80 del siglo XVIII. Las instituciones francesas eran obsoletas, ineficientes e incoherentes. La nobleza y las eternas sociedades de puestos hereditarios las controlaban. Todo el que estuviera relacionado con las ideas de la Ilustración se consideraba irracional e injusto. Las diferencias sociales y legales que permitían alcanzar un alto cargo o ejercer una influencia política ofendían especialmente a las clases medias.

Un sistema de impuestos ineficaz e injusto producía muy pocos ingresos para mantener al estado, inhibía el desarrollo económico y llevaba a la pobreza. En vísperas de la Revolución, Francia enfrentó una coyuntura de crisis. Tres de estas crisis - dificultad agrícola, caos financiero y reacción de la aristocracia- fueron particularmente agudas.

Durante la década del 80 del siglo XVIII, las demandas de la aristocracia sobre los campesinos agravaron la miseria del campo. La resistencia de la aristocracia a la reforma de los impuestos obstaculizó los intentos del gobierno para renovar la estructura financiera de la nación. Estas dos facetas de la reacción de la aristocracia fueron las causas directas del advenimiento de la Revolución Francesa.

Las dudas del rey Luis XVI y la intransigencia de la aristocracia aumentaron la amargura de amplios sectores de la población.

Ellos quisieron terminar con los privilegios y sintieron que la monarquía no reformada no deseaba ayudarlos en esta lucha. El ataque a los privilegios y la demanda de igualdad ante la ley fueron las fuerzas motrices de la revolución desde el comienzo hasta el fin. El privilegio, al parecer, sólo se podía destruir mediante el ataque a la monarquía y a la aristocracia.

Luis perdió la oportunidad de actuar como mediador entre los estados hostiles. El 23 de junio se presentó ante los estados generales para presentar un programa de reforma que satisfizo sólo en parte las demandas del tercer estado para la reforma de los impuestos y no hizo nada para eliminar los privilegios de la nobleza.

 Aproximadamente al mismo tiempo, el rey comenzó a concentrar tropas alrededor de Versalles y París. Sin embargo, la reforma parcial ni la fuerza bruta fueron suficientes para enfrentar la crisis política. La revolución se había convertido en una batalla entre los que pedían una sociedad más equitativa y abierta contra los que querían conservar los privilegios de la aristocracia.

En el verano de 1789, una serie de disturbios espontáneos de carácter popular y distintas revueltas unieron, al menos por el momento, a la burguesía y al pueblo en una preocupante alianza contra la aristocracia.
El 14 de julio, la depresión económica llevó la pobreza urbana a la miseria, a la miseria se unió el temor que crearon el rey y los aristócratas. Cuando las tropas del rey aparecieron, la reacción inmediata de los ciudadanos fue armarse por su propia cuenta.

La caída de la Bastilla fue un acontecimiento de escasas consecuencias por sí solo, pero sus implicaciones fueron inmensas. El ataque fue visto como un golpe contra el despotismo real. Demostró que la revolución no era simplemente un debate sobre una constitución. Su mayor importancia fue colocar a la ciudad y a los líderes políticos de París a la vanguardia.

El Antiguo Régimen fue desmantelado. La estructura de privilegios de la aristocracia se abolió completamente, junto con las franquicias y los puestos hereditarios.

Vídeo: La Revolución Francesa.


Vídeo: "La Marsellesa"; himno nacional de Francia.

domingo, 24 de septiembre de 2017

Seguimos viendo vídeos alusivos al tema...

"Revolución" Amaral. 

 Canción incluida en el cuarto disco de AmaralPájaros en la cabeza”. Grabado en Londres, se puso a la venta en Marzo del 2005 y se convirtió en el disco más vendido del año en España. Fue galardonado también con un premio ondas al Mejor álbum del año.

   

 Revolución tecnológica:

 

jueves, 21 de septiembre de 2017

Contextualización: Revolución económica - Revolución cultural.

Veamos los siguientes vídeos y traigamos a la actualidad el tema  de estudio...


 Mayo de 1968, un mundo en convulsión (Francia).

 

Revolución... concepto.


La revolución es un cambio o transformación radical respecto al pasado inmediato, que se puede producir simultáneamente en distintos ámbitos (social, económico, cultural, religioso, etc.). 

Los cambios revolucionarios tienen consecuencias trascendentales y suelen percibirse como súbitos y violentos, ya que se trata de una ruptura del orden establecido. 

Vídeo: ¿Qué es la Revolución?... Material desarrollado para enseñar a niños de educación preescolar sobre la revolución en Nicaragua.

 


 Como complemento, veamos ahora algo importante... La escucha activa.