jueves, 4 de febrero de 2016

Los orígenes de la Primera Guerra Mundial. Documental...



La Primera Guerra Mundial, también conocida como Gran Guerra, fue una guerra desarrollada principalmente en Europa, que dio comienzo el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11 de noviembre de 1918, cuando Alemania pidió el armisticio y más tarde el 28 de junio de 1919, los países en guerra firmaron el Tratado de Versalles.

 

lunes, 1 de febrero de 2016

La "Gran Guerra"... Primera Guerra Mundial.


La “Gran Guerra” o Primera Guerra Mundial fue el conflicto bélico desatado por los imperialismos en el siglo XX, que involucró a las principales potencias del mundo europeo, alcanzando a sus colonias y extendiendo su radio de acción a África, al Pacífico, al Atlántico sur y al Oriente Medio. 

 Vídeo: Cómo entender la Primera Guerra Mundial.

 

Los territorios de África y Asia despertaron la codicia de las naciones occidentales para sumar territorios, y buscar nuevos mercados que necesitaba el proceso de industrialización que originaba excedentes de producción, estimulando la localización de zonas para ubicar sus manufacturas, y, a la vez, conseguir materias primas.

Para involucrar a la sociedad civil en el conflicto, se recurrió a crear un exacerbado espíritu nacionalista, que hiciera sentir a la patria, como el valor más preciado, para obligarlos a asumir la causa del estado, como propia.



Vídeo: conmemoración los 100 años del asesinato que desencadenó la Primera Guerra Mundial. 28 de junio se conmemoran los 100 años del asesinato en Sarajevo del heredero al trono austrohúngaro, el Archiduque Francisco Fernando de Austria, hecho que desencadenó la Primera Guerra Mundial en 1914.




 Vídeo: Francisco José y La I Guerra Mundial.


martes, 26 de enero de 2016

Colonialismo e Imperialismo: Consecuencias (II) - Conclusión.

Las consecuencias políticas del colonialismo dependieron del mayor o del menor grado de dependencia de los territorios coloniales con respecto a la metrópoli. El mayor o menor grado de dependencia de las colonias respecto a la metrópoli estuvo determinado por el tipo de organización administrativa que les fue impuesta.

Esa imposición no estuvo exenta de conflictos que constituyeron el germen del antiimperialismo. Habitualmente fueron protagonizados por las clases medias nativas occidentalizadas, que reclamaban a la metrópoli un mayor respeto a las tradiciones autóctonas y la participación en las decisiones que se adoptaban sobre los territorios administrados. En muchos casos los naturales de las colonias demandaron los mismos modos democráticos que las metrópolis defendían para sí mismas pero negaban a sus colonias: libertad, igualdad, soberanía nacional, etc.

Un ejemplo temprano que plasmó el espíritu de estos movimientos fue la creación del Partido del Congreso de la India, liderado por Mohandas K. Gandhi, que extendió su influencia por las capas más desfavorecidas de la sociedad colonial.

Otras consecuencias de vital importancia fueron las consecuencias culturales. El imperialismo ocasionó la pérdida de identidad de los pobladores indígenas e implantó los patrones de conducta, la educación y la mentalidad de los colonizadores. La lengua de los dominadores (especialmente el inglés y el francés) fue impuesta, conduciendo a un fuerte grado de aculturación.

La religión cristiana (católica, anglicana o protestante) desplazó a los credos preexistentes en muchas zonas de África o bien se fusionó con ellos, dando lugar a creencias de carácter sincrético.

Sin embargo en el mundo musulmán y Asia la experiencia evangelizadora fue escasa comparada con la del África negra, debido al arraigo de antiguas y complejas religiones, como el budismo y el hinduismo.

Y, por último, destacar las  consecuencias geopolíticas,que tanta repercusión tiene pasados los años en el mundo excolonial actual. Los mapas políticos se vieron alterados por la creación de fronteras artificiales que nada tenían que ver con la configuración preexistente, forzándose la unión o segregación de grupos tribales y étnicos, provocando con ello innumerables conflictos raciales que se han mantenido vivos hasta nuestros días (Ruanda, Liberia, etc.).

En cuanto a las consecuencias ecológicas, conviene tener en cuenta que  durante el proceso colonizador se produjo la introducción de nuevos métodos de explotación agrícola y de especies animales y vegetales inéditas, provocó profundas alteraciones o la absoluta destrucción de los ecosistemas naturales.

De ese modo el bisonte, esencial en la vida y cultura de numerosos pueblos indios de Norteamérica, fue casi exterminado por cazadores blancos; el conejo se convirtió en una auténtica plaga tras ser introducido en Australia y carecer de depredadores naturales.

Las grandes selvas tropicales se vieron sometidas a una intensa deforestación causada por la sobreexplotación de los recursos madereros y la expansión del monocultivo de plantación; los ríos fueron contaminados con metales pesados (mercurio y otros) como consecuencia de los métodos aplicados a la extracción de metales preciosos y los desechos procedentes de la actividad minera.

A modo de conclusión lee atentamente el siguiente texto en el que podrás leer una valoración del proceso del colonialismo y del nacimiento de los modernos imperios coloniales del XIX.

La capacidad potencial de colonización es inherente a un mundo formado por entidades políticas que poseen diferentes grados de desarrollo económico y tecnológico; las naciones poderosas siempre se ven seducidas por la idea de dominar a las débiles. Sin embargo, esta escala de poder sólo permite que la colonización sea posible, pero no la hace necesaria o inevitable. Las grandes potencias no siempre desean ampliar sus territorios y, cuando es así, las débiles consiguen frenar su avance en ocasiones.

Toda valoración moral del colonialismo debe tener en cuenta las cambiantes circunstancias históricas. Este fenómeno resulta inexcusable si nos atenemos a las normas de actuación internacionales contemporáneas, puesto que es incompatible con el derecho a la soberanía internacional y a la autodeterminación. No obstante, el reconocimiento de estas libertades sólo se ha hecho efectivo con carácter mundial recientemente, mientras que los imperios que se crearon en el siglo XIX se arrogaron la responsabilidad de gobernar a los "pueblos atrasados" y hacerles llegar los frutos de la civilización occidental.


El mejor modo de describir los efectos del colonialismo es analizarlo tanto desde la perspectiva de los colonizadores como de los colonizados. Las colonias reportaron numerosos beneficios a las metrópolis, como pueden ser la adquisición de nuevos territorios para la emigración y recursos estratégicos, y la expansión del comercio y el aumento de las ganancias económicas. Pero también el precio fue alto para las naciones conquistadoras: tuvieron que proporcionar a aquéllas infraestructura administrativa, defensa y ayuda económica y se vieron implicadas con frecuencia en conflictos que hubieran preferido evitar. 

domingo, 24 de enero de 2016

Colonialismo e Imperialismo: consecuencias (1ª parte)


Casi terminamos el tema; hagámoslo estudiando las consecuencias que el colonialismo produjo en todos los continentes que conocieron la colonización de un modo o de otro; consecuencias de diversa naturaleza: económicas, demográficas, culturales, religiosas…

La colonización tuvo consecuencias económicas creándose una amplia infraestructura de puertos, carreteras, ferrocarriles. También se fomentó la agricultura de productos no existentes en Europa, necesarios para la industria; los europeos convirtieron a algunos  territorios coloniales en zonas de monocultivo, como el cacao en Nigeria, el café en Tanganika, el algodón en la India… Esto tuvo consecuencias muy graves cuando se fueron los europeos de las zonas colonizadas por ellos, a la hora de dar salida a los productos del monocultivo.

En las consecuencias demográficas, la población se incrementó como consecuencia de la disminución de la mortalidad, ocasionada por la introducción de la medicina moderna occidental y la persistencia de altas tasas de natalidad. Ello se tradujo en un desequilibrio entre población y recursos que hoy día constituye un grave problema para los estados surgidos de la descolonización.

No obstante, en algunas zonas la población autóctona sufrió una drástica reducción (especialmente en los inicios del imperialismo) como consecuencia de la importación de enfermedades desconocidas (viruela, gripe, etc.). En otros lugares, la población indígena fue simplemente reemplazada por colonos extranjeros.

Las consecuencias sociales de la colonización se entrevió en el apartado de la estructura social ya estudiada. La burguesía procedente de la metrópoli, integrada por comerciantes, funcionarios y terratenientes, copó los niveles altos y medios de la sociedad colonial.
 
Hubo casos en que ciertos grupos autóctonos fueron asimilados por los colonizadores y pasaron a formar parte de la cúspide social. Esto ocurrió fundamentalmente con las antiguas élites dirigentes, miembros de algunos cuerpos del ejército y funcionarios de la administración colonial.

Contrastando con esa minoría, la mayor parte de la población autóctona fue objeto de un generalizado proceso de proletarización que incrementó las abundantes reservas de mano de obra destinada a la creación de infraestructuras y a la agricultura de plantación.

Vídeo: euronews terra viva - La revolución del algodón biológico en la India. El algodón es una de las industrias más contaminantes del mundo. La India es el segundo productor mundial después de Turquía. El algodón ocupa sólo el 5% del terreno cultivable en la India pero en él se utiliza más del 50% de los pesticidas de todo el país. La revolución verde, a finales de la década de los 60, introdujo semillas híbridas que dependían casi totalmente de agentes externos como fertilizantes o pesticidas.

   

 Vídeo: "¿Qué es Médicos Sin Fronteras?".

   

 Vídeo: Una mirada a África (Mara Torres - La 2 Noticias). (Reportaje de La 2 Noticias: Ángela Fisher y Carol Beckwith, colaboradoras habituales de la revista National Geographic y viajeras apasionadas por África desde hace más de 30 años, han recibido el 'Premio Imagen' que otorga la Sociedad Geográfica Española.

 

jueves, 21 de enero de 2016

Colonialismo e Imperialismo: Continente Africano (IV)...


Nuestro viaje por los imperios coloniales del siglo XIX prosigue ahora por el continente negro, África; protagonistas... las mismas potencias, los mismos países europeos, y alguno que otro nuevo; veamos…

Al estudiar la colonización de África, nos encontramos con que hasta el último cuarto del siglo XIX, África era muy poco conocida. Pero había algunos puntos muy visitados como el Golfo de Guinea, centro de concentración de esclavos.

A mediados del siglo XIX se produjo el declive de la esclavitud, lo que hizo que disminuyera la presencia europea.


En los años 40 los ingleses empezaron a hacer un comercio basado en el trueque (esclavos por productos); algunas zonas coloniales de Francia imitaron el modelo inglés. Hasta 1871 no comenzaron las relaciones importantes. 

En 1914 toda África estaba ocupada excepto Liberia y Abisinia (actual Etiopía). Liberia era una nación donde los afroamericanos que quisieran volver a África se podían establecer (decreto del presidente de los Estados Unidos, Monroe). Por otro lado, los italianos fracasaron en su intento por lograr Abisinia, pero Mussolini lo conseguirá posteriormente.

Sin embargo, cómo era el sistema de colonización de los territorios africanos llevados a cabo por las potencias europeas….
Pero veamos el mapa físico de África...


El sistema de ocupación se realizó de diferentes modos. Uno de estos sistemas se realizó a través de la ocupación de las zonas costeras. Algunos países se establecieron en diferentes costas, aspirando a ocupar de costa a costa los distintos territorios; de esta manera, ocuparon Dakar y Djibouti (Francia utilizó este sistema de ocupación). Países como Inglaterra ocuparon El Cairo y El Cabo y como Portugal ocuparon desde Angola a Mozambique.

Otro sistema de ocupación, es el que se conoce como ocupación lenta. Consistía en que al principio, al llegar no se pensaba en ocupar territorios grandes, sólo se pensaba en poner algunas factorías, puntos clave; pero, posteriormente la extensión venía por sí sola.

Un tercer sistema se realizó con la ocupación de los valles de los ríos. Los colonizadores  creían que esto les da derecho a toda la cuenca fluvial. Los ingleses pusieron en práctica este sistema con el río Níger, incorporando los territorios no tan cercanos al valle del río; lo mismo hicieron portugueses, franceses y belgas con el río Congo. Sin duda, el Nilo, el Níger y el Congo eran tres ríos importantes para la colonización europea, como vía de penetración, de entrada en el interior del continente africano a partir de la desembocadura de los ríos.

Por último, una zona clave, fundamental para la ocupación africana será Egipto, convirtiéndose el valle del Nilo en lugar de disputa entre las potencias europeas.

Vídeo: Los olvidados: África y Oceanía. Africa y Oceanía, tan alejados físicamente, tienen mucho en común. Ambos mundos han sido los últimos rincones que se han abierto a los ojos europeos. Su lejanía y lo agreste de su paisaje ha contribuido a su aislamiento, incluso a su olvido.

 

Vídeo: Lenguas y religiones africanas.

 

 Vídeo: La trata de negros.

 

Vídeo: La Colonización de África.

 

 Vídeo: Colonización de África.

 

 Vídeo: Imperialismo europeo en África.

 

 Vídeo: SENEGAL MUSIC - BAKANE feat VIVIANE YAYU DIERE papis niang art-bi

 

 Vídeo: K'NAAN - Wavin' Flag (Coca-Cola Celebration Mix)

 

domingo, 17 de enero de 2016

Colonialismo e Imperialismo: Continente Oceánico (III)...


Y de un continente a otro...

Dejamos Asia y nos vamos al continente con menos km2, el más pequeño de todos, Oceanía. Algunas zonas ya conocían la presencia europea como la española, la alemana… pero centrémonos en el estudio y en el tema.

En el tratamiento de la colonización de Oceanía, conviene saber que en 1898, España perdió Filipinas; y que en 1899, Alemania consiguió el Archipiélago de las Marianas, el Archipiélago de los Palaos y el Archipiélago de las Carolinas.


Por su parte, Estados Unidos consiguió la isla de Guam (hasta entonces propiedad española), las Hawai. Japón obtuvo Formosa y las Curiles. Inglaterra se apodera de la zona norte de Borneo y la Península de Malaca. Francia toma Tahití y la Nueva Guinea Oriental.

Grandes Regiones de Oceanía - actualidad.


Vídeo: James Cook: La colonización de Australia.

 
James Cook: La colonizacion de Australia... por raulespert

Acerquémonos a la población aborigen de Nueva Zelanda... MAORÍ.

La cultura maorí, conocida como maoritanga, su estilo de vida y concepción del mundo constituyen una parte cambiante y creciente de la vida de Aotearoa (Nueva Zelanda en idioma maorí). No obstante, los maoríes han adoptado como propios muchos aspectos de la cultura occidental, y un número creciente de neozelandeses comparten las riquezas del patrimonio maorí. 

La palabra maori significa "normal"; "ordinario". En leyendas y otras tradiciones orales, la palabra distinguía a los seres humanos mortales de las divinidades y los espíritus. Maorí está relacionado con términos parecidos en otras lenguas de Polinesia, como ('Maoli') en la lengua hawaiana y ('Maohi'), en la lengua taitiana, con sentidos semejantes. 

Orígenes de los maoríes Nueva Zelanda fue uno de los últimos lugares de la Tierra en ser descubierto y colonizado. 

Nueva Zelanda, uno de los extremos de la gran área polinesia, estaba habitada antes de la llegada de los europeos por pueblos maoríes que, según la tradición, se establecieron allí en sucesivas migraciones iniciadas hacia el siglo X y concluidas en el siglo XIV procedentes de la Polinesia oriental (islas Cook o incluso Hawaii). 

Probablemente los maoríes llegaron entre los años 500 y 1300 a. d C. Estos pueblos tuvieron que adaptar su economía y su organización social a las nuevas condiciones ambientales y, aislados del resto del mundo, crearon una cultura original.

 

Vídeo: Haka - Danza de Guerra Maorí - Haka es un término que sirve para definir cualquier danza tribal maorí, una etnia polinesia que se estableció en Nueva Zelanda y era conocida por su fiereza en el combate. Su danza de guerra es realmente impactante y tenía como finalidad intimidar a sus enemigos. Actualmente es mundialmente conocida gracias al equipo de rugby All Blacks que se presentan a sus rivales con este baile.

 

 Vídeo: All Blacks - Haka Maori.

 

jueves, 14 de enero de 2016

Colonialismo e Imperialismo: Continente asiático (II)...



RECORDEMOS del curso pasado…

Las Guerras del Opio, también conocidas como las Guerras Anglo-Chinas, fueron dos guerras que duraron de 1839 a 1842 y de 1856 a 1860 respectivamente, el punto culminante de los conflictos comerciales entre la China y el Reino Unido. El contrabando británico de opio de la India Británica hacia la China y los esfuerzos del gobierno chino para imponer sus leyes contra las drogas llevaron al conflicto. Francia luchó al lado de Gran Bretaña en la segunda guerra.

La derrota de la China en las dos guerras forzó al gobierno a tolerar el comercio del opio. El Reino Unido coaccionó al gobierno a firmar Tratados Desiguales, abriendo varios puertos al comercio exterior y entregándole Hong Kong a Gran Bretaña. Portugal siguió a Gran Bretaña y forzaron términos de intercambio desiguales para la China (Tratado de Nankín, cesión de Hong Kong a Gran Bretaña y ampliación de Macao para Portugal). Esta humillación por obra de potencias exteriores contribuyó a la Rebelión Taiping (1850–1864), la Rebelión Boxer (1899–1901), y la caída de la Dinastía Qing en 1911.

 Vídeo: Historia de la Humanidad: Las guerras del opio.

 
Historia de la Humanidad: Las guerras del opio por raulespert

Vídeo:Opio y heroína global: Afganistán.

 
Opio y heroina global: Afganistan por raulespert

Pues bien; retomemos la información de la colonización de China… 

Finalmente triunfaron los europeos y se firmó el Tratado de Nanking en donde los chinos se comprometieron a abrir unos cuantos puertos (Shangai, Ning-Po y Fu-Chou), además, cedieron algunos territorios como Hong-Kong, Macao…. A esta ocupación, acudieron otros países orientales, como Japón que se apoderó de Corea (1894) y obligó a Rusia a ceder Port Arthur

En China, se produjeron algunas rebeliones. La más fuerte fue en el año 1900 con la llamada «Rebelión de los Boxers», grupos antioccidentales apoyados por el gobierno. Los europeos mandaron un ejército conjunto al frente del general Waldersee. Finalmente, China como imperio duró hasta 1911; murió la emperatriz, y se estableció una República


 Vídeo: La reunificación de China - Levantamiento de los Boxers.




martes, 12 de enero de 2016

Colonialismo e Imperialismo: Continente asiático...


Sin embargo… cómo se llevó a cabo el proceso colonizador que forjará los grandes imperios en estudio. VEAMOS; empecemos la colonización de Asia,  en la India, en el centro del continente y en su extremo oriente; y sigamos con la colonización de Oceanía y del continente africano con su sistema de colonización.

Al acercarnos al estudio de la colonización de Asia, debemos recordar que en el siglo XVII se expulsó a los misioneros y se persiguió a los cristianos en este continente. Desde entonces, se prohibió la entrada a los occidentales a los territorios asiáticos. Poco a poco, Inglaterra y Francia se fueron abriendo camino en el siglo XIX. Esto dio lugar a cambios. Los asiáticos se vieron obligados a abrir sus puertas, produciéndose el asentamiento de los occidentales.

Estos asentamientos produjeron importantes cambios, transformaciones; las principales fueron de orden cultural, económico, político (los europeos impusieron su ideología: liberalismo, socialismo…), sus sistemas de producción (los ingleses transforman la producción de la India), sus sistemas sociales, sus técnicas y sus avances en el medio de las comunicaciones y de los transportes.

La colonización de Asia se produjo en diversos sectores geográficos por las potencias occidentales; empecemos por el sur del continente asiático, por la Península Indostánica es decir por la India.



La colonización de la India, ocurrió a mediados del siglo XVII. Los ingleses, que aún tenían las colonias americanas, empezaron a tener en cuenta el continente asiático. Poco a poco, fueron echando a los franceses del golfo de Bengala. La conquista la llevó a cabo la Compañía de las Indias Orientales o Compañía Oriental de la India.

Entre mediados del XVIII y mediados del XIX, todo el territorio estaba en manos de la Compañía. En 1857 se produjo la rebelión en Delhi o "Rebelión de los cipayos" (soldados de la Compañía de origen indio), por motivos religiosos; al final, tuvo que intervenir el ejército británico en 1861, terminando por conseguir el control de la situación.


El gobierno inglés decidió dirigir el territorio directamente y estableció dos instituciones: a) Virrey en Calcuta, b) Secretaría en Londres. Finalmente, en 1877 Disraeli (Primer Ministro inglés) decidió convertirlo en Imperio y así la reina Victoria se convirtió en emperatriz de la India.

Pero, dejemos el sur del continente asiático y situémonos en el centro, en la zona fronteriza con el oriente europeo, en contacto con el Imperio Ruso.



En la colonización del centro de Asia jugó un papel importante el Imperio Ruso. Su expansión se produjo hacia el sureste de los Urales, en el Turquestán, estableciéndose en la ciudad de Samarkanda. Los rusos se acercaron mucho a los ingleses, lo que produjo que entre ambas fuerzas quedara Afganistán, decidiendo ambos convertirlo en un estado tapón.  Luego, el Imperio Ruso se expandió hacia el este, hasta el río Amur, territorio chino,  forzando a los chinos a cederles la Provincia Marítima (entre el Amur y Corea), fundando Vladivostok, que posteriormente será Port Arthur.

Del centro del continente, nos dirigiremos, en esta ocasión, más al este, concretamente al extremo oriente asiático.


En este sector, es decir en el extremo Oriente, desde 1850 Francia está en Indochina. Durante los tiempos de Napoleón III, los franceses hicieron una expedición junto con los españoles, la «Expedición a la Cochinchina», empezando la verdadera colonización en los años 80.  


La zona de Vietnam estaba dividida en Tonkin y Annam. Al principio, Francia estableció un protectorado y en 1888 llevó a cabo la ocupación definitiva, obligando a los habitantes a firmar el tratado de Hue por el cual ocuparon todo Vietnam, Camboya y Laos.

RECORDAR: los Protectorados... teóricamente, sigue subsistiendo el gobierno indígena.  Los europeos crean un gobierno paralelo que luego es quien decide. En los asuntos de política exterior, los gobiernos indígenas no tienen ninguna autoridad. Ejemplo: el Marruecos español.

SEGUIMOS con el tema...

Ya dueños del lugar, los franceses, constituyeron la Unión Indochina desde 1896, quedando como único estado libre de presencia europea,  Siam (actual Tailandia).

Los ingleses incorporaron Birmania a la India, por razones estratégicas para evitar la expansión de Francia, y  los holandeses ocupan Insulindia, actual Indonesia.

Sigamos con nuestro viaje; ahora centrémonos en China, en la legendaria y antigua China…

En la colonización de China el protagonismo lo llevó Inglaterra. Este país europeo intentó entrar en los puertos chinos con sus barcos cargados de opio, pero los chinos negaron el acceso, siendo el motivo que aprovecharon los ingleses para emprender la «Guerra del opio» (1839). 

Pero esto será la historia del próximo día... Veamos ahora unos vídeos...
Vídeo: La colonización de Asia...

 

Vídeo: Imperio Británico. La India.

   

 Vídeo: TEMPLOS BUDISTAS - TAILANDIA.

   

 Vídeo: TAILANDIA, PLAYAS DE ENSUEÑO.

   

Colonialismo e Imperialismo: Imperios coloniales...


RECORDEMOS las líneas iniciales de este tema en estudio; nos van a servir de introducción del apartado que vamos a tratar, los imperios coloniales...

Durante el siglo XIX los países europeos buscaron la expansión debido a que existía demasiada población en Europa y a que les sobra dinero. Además del dinero llevaban sus ideas, su religión, su política, su forma de vida. Es el resultado de la revolución industrial en Europa. Pretendían controlar y explotar la mayor parte del mundo.

En el último tercio del siglo XIX las potencias europeas y algunas extraeuropeas (USA y más tarde Japón) desarrollaron una política de expansión colonial acelerada que ya venía gestándose desde comienzos de siglo. Esta nueva fase del colonialismo, que recibe la denominación de imperialismo, tendía a la formación de grandes imperios y constituyó una constante fuente de conflictos que desembocaron en la 1ª Guerra Mundial.

Los imperios que hubo antes del siglo XIX son los «imperios oceánicos». Los de este momento, del momento de estudio, es decir durante el siglo XIX son de “tipo continental”. Entre ellos destacan:

1.- Viejos imperios: como los de España hasta 1898-99 (pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas), Portugal, Inglaterra y Holanda.

2.- Grandes imperios: Inglaterra y Francia. Aunque perdieron algunos territorios y lograron nuevas incorporaciones territoriales en Asia y África.

3.- Nuevos imperios: Los que llegaron tarde al reparto como Alemania, Bélgica e Italia.

4.- Tradicional Imperio ruso: que desde el siglo XVIII aspiraba ocupar Asia. En el siglo XIX desarrolló la gran expansión a Siberia.


5.- Los más recientes: Como los Estados Unidos, que nunca fue colonialista en sentido europeo. Japón que utilizó todos sus medios bélicos ocupando Formosa y Corea. Se disputó con Rusia parte del imperio chino.

 Vídeo: Imperialismo. Explicación Vídeo de Historia.

 

domingo, 10 de enero de 2016

Colonialismo e Imperialismo: actividad económica y social de las colonias en general...


Ya conocidas las diferentes formas de administración colonial, colonias, protectorados, territorios metropolitanos o departamentos, y mandatos; VEAMOS ahora cuál era la actividad económica de las colonias en general…


En un principio la actividad económica era a través del comercio triangular: Inglaterra – África - Estados Unidos; posteriormente, la actividad se diversifica y complica pudiéndose distinguir entre colonias de poblamiento y colonias de explotación.

Pero… ¿qué debemos entender por cada tipo de colonia económicamente hablando? VEAMOS…

En las Colonias de poblamiento la mayoría de la población era europea. Los emigrantes iban para establecerse definitivamente. Los ingleses los llamaron «dominios», como era el caso de  Australia, Nueva Zelanda.

Por otra parte, en las Colonias de explotación, se dio una fuerte explotación de los recursos, con beneficios rápidos. Los europeos, que eran minoría en estos territorios, no iban a quedarse; ejemplo: Colonias de Asia y África.



Política, economía,… ahora, tratemos el aspecto social; conozcamos cómo se organizaban estos territorios coloniales socialmente, qué grupos sociales los dirigían, qué grupos estaban más desprotegidos; en fin, sepamos la estructura social de las colonias.

Primeramente, los grupos tradicionales dominantes eran los que mandaban en los territorios cuando llegaron los europeos. Generalmente se llevaban bien con los colonizadores. Los colonizadores se sirvieron de ellos para garantizar el orden.

Otro grupo social, era la burguesía compradora, que en realidad era un grupo pequeño, formada por  los nuevos ricos del país en cuestión, que se  enriquecieron por sus buenas relaciones con los colonizadores.

También, estaba el grupo social formado por  la burguesía nacional, más conocido como la pequeña y mediana burguesía europea; eran los que iban a estudiar a la metrópoli. Formaba parte de la administración o de los ejércitos de las colonias. También eran componentes de este grupo social, los pequeños comerciantes.


Este grupo social, la burguesía nacional, fue el que empezó a rebatir que estar sometidos a las metrópolis sea positivo.

El sector primario estaba representado por el campesinado, la gran masa de población;  era el sector poblacional explotado. No tenía conciencia de clase y vivía muy disperso  en el territorio.

Por último, el proletariado, grupo muy minoritario. Los colonizadores no admitían apenas industrias en las colonias, evitándose la competencia con la industria de la metrópoli.

 Vídeo: Cambios sociales en el siglo XIX *Estudia y aprende.